Peregrinando a Compostela

El hombre y el camino son los elementos naturales en la peregrinación a Compostela. Un camino largo, en ocasiones peligroso, lleno de incertidumbres. Pero aun con todo, hombres y mujeres dejaban todo, dejaban sus casas y se disponían por unos u otros motivos a una peregrinación en busca del Apóstol Santiago.
En condiciones precarias disfrutaban del acogimiento de las gentes de los pueblos por donde pasaban facilitándoles de esta manera la llegada a su destino. El camino está repleto de lugares cargados de un simbolismo para el peregrino a Compostela.
Santiago de Compostela, Galicia, España ofrecen al mundo un escaparate único. Los millones de peregrinos que cada año recibe serán una vez de regreso a sus casas testigos y comentaristas de unas vivencias, de unas sensaciones que alienta a nuevos peregrinos a sentirlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada